Miércoles 24, a las 15:00h.

PANEL 1: POLÍTICAS PARA LA INCLUSIÓN DIGITAL, ¿REALIDAD O FICCIÓN?

Recientemente la Comisión Europea daba a conocer los últimos resultados del Digital Economy and Society Index (DESI) poniendo de manifiesto que, a pesar de los avances producidos, la brecha digital entre países europeos sigue siendo aún demasiado grande. Esta desigualdad se reproduce en países de América Latina y de otras regiones del mundo, a la vez que también lo hace dentro de cada país de manera desigual entre sus habitantes.

Desde la conectividad hasta las competencias digitales de la población -pasando por el uso que los ciudadanos hacen de las redes o los servicios públicos digitales- son múltiples los factores que resultan determinantes para avanzar en la inclusión digital de la población o, por el contrario, persistir en situaciones de exclusión digital. Más aún en aquellos colectivos de jóvenes, adolescentes y niños que se ven atrapados en otros riesgos de exclusión social.

Las políticas institucionales pueden ser determinantes para dar respuesta a las tensiones y desigualdades derivadas de la sociedad digital. Un análisis desde la actualidad con una mirada puesta en el futuro resulta imprescindible para vislumbrar hasta qué punto son necesarias y eficientes las estrategias y acciones que se vienen llevando a cabo y cómo deberán ser en los próximos años.

 

PANEL 2: LA OBSOLESCENCIA DEL CONOCIMIENTO ¿UN NUEVO RETO Y FACTOR DE CAMBIO EN LA EDUCACIÓN?

El último Informe Horizon del New Media Consortium establecía que uno de los retos más difíciles a los que la Educación Superior debe hacer frente -tanto en su definición como en darle solución- se centra en la gestión del conocimiento obsoleto.

Tras esta problemática se vislumbra el impacto que el desarrollo y la innovación tecnológica tiene en los sistemas educativos y en el aprendizaje permanente de las personas. Dicho impacto parece que afecta de distinta forma a los procesos de adopción que los centros educativos hacen de las tecnologías para mejorar los procesos de aprendizaje, al uso pedagógico que el profesorado da a las tecnologías, a la modificación y actualización de las competencias y de los contenidos curriculares y a la aparición de nuevas modalidades de formación, mucho más flexibles.  Ante algunas reacciones de indiferencia e incredulidad otros manifiestan inquietud e incertidumbre y, por el momento, son los menos quienes perciben estos cambios como una oportunidad de innovar y transformar la educación.

Desde una posición crítica y prospectiva los expertos del panel debatirán sobre cómo la caducidad del conocimiento está afectando, y puede afectar aún más en el futuro, a la formación de los profesionales y de la ciudadanía en general subrayando los desafíos, las tendencias y las oportunidades que comporta.

 

Jueves 25, a las 12:15h.

PANEL 3: ¿CÓMO AYUDAN LAS TECNOLOGÍAS AL APRENDIZAJE PROFUNDO?

En las últimas décadas la experiencia diaria de los profesores y los resultados de las investigaciones llevadas a cabo han evidenciado que las tecnologías no son, en sí mismas, las claves de la innovación y la mejora en la enseñanza. Por el contrario, sí que viene observándose que las metodologías y las estrategias adoptadas; las propuestas de trabajo llevadas a cabo en las aulas y los roles que adoptan alumnos y profesores junto con un uso apropiado de las tecnologías generan cambios. Pero ¿son sólo cambios en el cómo enseñar o se traducen en cambios en el aprendizaje? ¿hasta qué punto contribuyen a un aprendizaje profundo? ¿contribuyen al desarrollo de habilidades y competencias para un futuro incierto? ¿facilitan las conexiones con experiencias previas? ¿contribuyen a la (re)construcción de conocimientos? ¿generan curiosidad y estimulan la indagación?…

La complejidad que entrañan estas cuestiones requiere un espacio de reflexión y debate que ayude a delimitar los factores y las prácticas que realmente contribuyen a que la innovación tecnológica en educación sea, ante todo, una oportunidad de transformación que se materialice en aprendizajes profundos. Sin ellos, ¿para qué queremos las tecnologías?

 

PANEL 4: BLOCKCHAIN EN EDUCACIÓN: ¿NUEVAS FORMAS DE EVALUACIÓN Y ACREDITACIÓN?

Las cadenas de bloques (Blockchain en inglés) están despertando un interés inusitado en muchos ámbitos de la sociedad, más allá de su aplicación inicial al mundo financiero. Se trata del salto más importante en relación a la gestión de las bases de datos desde su propuesta inicial el siglo pasado: pasar de un sistema centralizado, que garantizaba su seguridad y fiabilidad a través de sistemas de protección, copias espejo, etc., a un sistema distribuido que las garantiza a través del conocimiento compartido.

En Educación, encontramos al menos tres grandes líneas:

  1. La acreditación de los títulos actuales: Blockchain no garantiza su validez, pero sí su fiabilidad y confianza.
  2. El aprendizaje entendido como un proceso continuo de intercambios de conocimientos y habilidades, gestionadas mediante blockchains.
  3. La gestión de itinerarios personalizados de aprendizaje: blockchain permite un seguimiento y control del itinerario y facilita tanto la orientación al estudiante como la traducción en valoraciones acreditativas.

En los próximos años vamos a ver aparecer nuevas aplicaciones en Educación. La cuestión hoy se centra en temas relacionados con la evaluación y su acreditación. Pero, ¿son un cambio? Y si lo son, ¿hacia dónde?

 

Jueves 25, a las 15:00h.

PANEL 5: VIVENCIAR, EXPERIMENTAR, JUGAR, CREAR… ¿ES POSIBLE OTRA FORMA DE APRENDER CON LAS TECNOLOGÍAS?

Las tecnologías digitales propician la creación de escenarios interactivos, lúdicos, experienciales inimaginables hasta hace poco. Su potencial es tal que abren un sinfín de posibilidades de transformar la educación haciendo que aprender pueda llegar a ser realmente entretenido, divertido, estimulante, trepidante, creativo y, definitivamente, apasionante. La realidad virtual y la aumentada, los videojuegos, los mundos virtuales, los simuladores, los markespaces, la gamificación,… ofrecen a niños, jóvenes y adultos la posibilidad de hacerse, y sentirse, protagonistas de su propio aprendizaje. Más cuando a la conectividad, interactividad y amigabilidad que propician las tecnologías se le unen propuestas de aprendizaje ancladas  en metodologías activas y participativas y a través de diseños, investigaciones, proyectos, retos, indagaciones,… se descubre, se comparte, se crea y se integran conocimientos y competencias.

No estamos anticipando el futuro de la educación. Esta realidad ya existe hoy en día dentro y fuera de los centros educativos. El debate está en saber si se trata de iniciativas sólidas, capaces de extenderse y generalizarse convirtiéndose en el factor disruptor que posibilite un aprendizaje excitante y emocionante o nos encontramos ante una posibilidad de transformación fallida, tal y como ha sucedido en otros momentos de la historia reciente de la educación.

 

PANEL 6: LEARNING ANALYTICS ¿UNA CONTRIBUCIÓN REAL AL APRENDIZAJE?

El protagonismo que en esta última década está adquiriendo la analítica de datos de aprendizaje (Learning Analytics) permite pensar que no estamos ante un desarrollo tecnológico pasajero en educación. Todo lo contrario si consideramos el interés que genera entre los investigadores, la proliferación de estudios y experiencias que se están llevando a cabo y las publicaciones, herramientas y desarrollos que está generando en todo el mundo.

Desde la descripción hasta la prescripción, pasando por el diagnóstico y por la predicción, Learning Analytics puede convertirse en una magnífica herramienta para la personalización de la formación, la adaptación de los procesos formativos o para el aprendizaje autorregulado. Pero su adopción y generalización no está exenta de críticas y problemas (éticos, ideológicos, legales, económicos, políticos,…) que cuestionan las posibilidades reales de las analíticas de aprendizaje.

Los expertos del panel nos acercarán a las potencialidades, a las problemáticas, a las oportunidades y a las limitaciones que conlleva Learning Analytics en la actualidad.